Bienvenidos a mi propia tragicomedia,

Abróchense fuerte los cinturones,

Apaguen sus teléfonos móviles

Y rompan sus relojes.

viernes, 30 de abril de 2010


















La esperanza es muy peligrosa, puede volver a un hombre loco

No hay comentarios:

Publicar un comentario