Bienvenidos a mi propia tragicomedia,

Abróchense fuerte los cinturones,

Apaguen sus teléfonos móviles

Y rompan sus relojes.

sábado, 1 de mayo de 2010


Yo quería apasionarme por algo tanto como la gente se apasionaba por esas plantas, pero eso no va conmigo. Supongo que sí tengo una pasión confesable: quiero saber lo que se experimenta al sentir tanta pasión por algo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario